top of page

Cultura de Colaboración



Propósito: Fortalecer la cultura de colaboración

Meta: Que todos sintamos responsables por todo

Texto: 1 Corintios 12


Introducción

Hoy conversaremos acerca de la colaboración como cultura. Creo que hay algunas cosas que podemos aprender y mejorar bajo este tema. Antes de continuar, permítame definir las dos palabras claves: cultura y colaboración.

Cultura: las actitudes y comportamiento que nos identifica. Es lo que pretendemos hacer con las leyes de la excelencia. Queremos ser conocidos por nuestras leyes.

¿Como se forman culturas? Culturas se forman a base de hábitos y hábitos son el resultado de la repetición. Ambas cosas comienzan con los líderes.

¿A que nos referimos con la palabra Cultura? ¿Como se forma una cultura?

Colaboración es la acción de ayudar a otros y es el corazón del trabajo en equipo. Menciono trabajo en equipo por lo indispensable que es para el éxito. colaboración es indispensable para el trabajo en equipo y equipo es indispensable para el éxito. ¿Por qué es importante trabajar en equipo? porque a la medida que trabajamos en equipo alcanzaremos nuestras metas. ¡¡Ojo!! No es a la medida que trabajamos, sino a la medida que lo hacemos en equipo.


UNA CASA DIVIDIDA

Jesus hablo de la cultura de la colaboración en (Marcos 3:23-26) Y llamándoles, les dijo en parábolas: ¿Cómo puede Satanás, echar fuera a Satanás? Y si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer. Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer. Y si Satanás se levanta contra sí mismo, y se divide, no puede permanecer, antes ha llegado su fin.

Lo que les dijo en esencia fue esto: La colaboración es la fuerza del equipo. reunión hace grupo colaboración hace equipo, equipo alcanza éxitos.


Meta especifica:

¿Cuál es mi deseo con esta capacitación? deseo mejorar el sentido de responsabilidad de todos por todo. Para entender esto mejor leamos (1 Corintios 12:14-27).

¿Juzgando por la lectura, cuál era el problema en la iglesia de Corintio? Los miembros pretendían operar independiente. La nariz solo se preocupaba en cumplir su responsabilidad de nariz y el ojo hacia lo mismo.

Pablo les dice que el cuerpo no funciona bien cuando cada miembro solo siente responsabilidad por su área.

Quería que cada uno sintiera responsabilidad por su área específica en relación con el bienestar de la iglesia. La misma inquietud que tenía Pablo lo tengo yo cuando percibo poca colaboración entre las diferentes divisiones dentro de la iglesia. Su división existe para el beneficio de la iglesia no al revés. La cultura de colaboración no sucede naturalmente, requiere esfuerzo porque nuestro pensamiento natural es yo, mi trabajo (ministerio) y la iglesia.


¿Qué tenemos que hacer para mejorar la colaboración?

En este segmento voy a hablar de 4 cosas que debemos fortalecer. Uso la palabra fortalecer porque no quiero que lo interpreten como cambios que requiere comenzar de nuevo sino mejoras.


1. Fortalecer la interdependencia. El ojo ayuda a la oreja y esta ayuda a la boca que a su vez ayuda a la nariz y viceversa. Se ha comprobado que cuando un miembro del cuerpo no funciona como debe otro miembro se esfuerza más para suplirle porque el interés común es el bienestar del cuerpo.

Un ejemplo de colaboración entre nosotros es, si el ministerio de Alcance hace una actividad todos los demás nos interesáramos lo suficiente para 1. Promocionar 2. Participar cuando es posible. Este mismo ejemplo se aplica a jóvenes o discipulado porque el éxito o fracaso de la actividad afecta a la iglesia (usted). El fracaso de uno es el fracaso de todos. Se que no es así, pero parece que se celebra el fracaso del otro como en el caso de los caballeros. Cuando los hombres fracasan la iglesia (usted y yo) fracasa.


2- Fortalecer la comunicación. 1. Hay que compartir la información 2. Hay que pedir información. Lo mismo es decir no hay que esperar que te pidan hay que ofrecerse. A la medida que fortalecemos la comunicación


3- Fortalecer la inclusión. La gente apoya lo que proponen. Este es un principio de la vida que debemos incluir para mejor activar la dinámica de colaboración: Somos más anuentes a colaborar cuando fuimos parte del proceso inicial. Por eso estamos usando más encuestas y por lo mismo necesitamos su colaboración en esa área. Queremos que toda la iglesia esté involucrada de alguna manera u otra en todas las decisiones que tomemos.


4- Fortalecer la idea de muchos haciendo poco. Pueda ser que muchas veces no hay colaboración porque cada uno está demasiado ocupado cumpliendo su propio plan. quizás debemos pensar en un límite de actividades para cada división. Todas son ideas que debemos ir desarrollando.

Noten que cada punto comienza con la palabra fortalecer. Es porque no son cambios de blanco a negro sino son mejoras de lo blanco o negro. Encuentro que hay personas que les incomoda las mejoras y por el otro lado hay aquellos que llaman mejoras lo mismo.

Frase que oí por allí: Hay que sacrificar éxito personal para el éxito organizacional.


¿Cuál es el nivel de colaboración en su iglesia? 1-10

¿Pasamos pensando más en el bienestar de nuestra división o la iglesia?

¿Sienten la colaboración de las otras divisiones?

¿Otras divisiones sienten la colaboración suya?

¿Tienes la información básica de las otras divisiones teléfonos, dirección, familia etc.?



Por el Pastor Donnie Allen

Representante Nacional de las IDHC en Honduras

y Pastor General de la IDHC Central

125 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page